8 beneficios de la natación que quizá desconocías

Con la llegada de las Olimpiadas, nos va a asaltar la misma envidia de siempre al ver los portentos físicos como Mireia Belmonte o Michael Phelps desenvolverse con esplendor y velocidad dentro del agua de la piscina olímpica.

Afortunadamente, no es necesario ser un deportista de élite para disfrutar de los múltiples beneficios que reporta la natación. Personas de cualquier edad y habilidad pueden meterse en la piscina a disfrutar del favor saludable que la natación tiene que ofrecer.

 

La natación es un deporte de bajo impacto que al realizarse dentro del agua ofrece una resistencia mayor que el ejercicio realizado en tierra firme, impidiendo que los movimientos bruscos o violentos nos hagan daño. Y obra milagros en nuestra salud física y mental. A continuación te contamos 9 beneficios de la natación que quizá no conocías:

 

 

1- Nadar mejora aspectos sociales importantes para el bienestar

Ya sea entrenando en equipo o en el jardín con nuestros familiares y amigos, estamos haciendo ejercicio a la vez que socializamos; dos cosas que, unidas, se dice suponen la panacea para diversos problemas mentales como pueden ser la ansiedad o la depresión.

 

 

2- La natación educa en la búsqueda y cumplimiento de objetivos

Los nadadores se convierten en personas ávidas de objetivos nuevos por cumplir. La natación le da a los niños y adultos algo por lo que esforzarse y mejorar, un hábito que la mayoría traslada fuera de la piscina.

 

 

3- Los niños que nadan se convierten en adultos activos

Dentro de las actividades deportivas, la natación es una de las más apetecibles para los niños que saben nadar. Nadar posee los tres elementos de la actividad física que se recomiendan para criar niños saludables y rebosantes de energía: resistencia, fuerza y flexibilidad. Nadar provee a los niños de las herramientas, habilidad y dedicación necesaria para cimentar una saludable vida adulta.

 

 

4- Nadar te hace más inteligente

Un ejercicio regular, como la natación, mejora la memoria y la manera en la que pensamos. Algo no solo beneficioso para la escuela y el trabajo sino también para combatir el envejecimiento. Hacer ejercicio fomenta el crecimiento de nuevas células. Sin olvidar que mejora el ánimo y reduce estrés y ansiedad, lo que aumenta la capacidad del cerebro para pensar con mayor eficacia.

 

 

5- Nadar quema más calorías que correr

Se estima que una hora de natación a buen ritmo quema en torno a unas 700 calorías, mientras que la misma cantidad de tiempo corriendo a unos 8 kilómetros por hora quemaría un total de 600.

 

 

6- Nadar ralentiza el envejecimiento

Reduciendo la presión sanguínea, aumentando la masa muscular, mejorando el flujo de sangre y el de oxígeno al cerebro y mejorando nuestra salud cardiovascular, la natación puede reducir los síntomas del envejecimiento. Los mayores que sufren dolor en sus articulaciones pueden notar un gran alivio al meterse en la piscina para reducir su inflamación.

 

 

7- Es bueno para el asma

La natación es buena para las personas que padecen dolencias crónicas en los pulmones, como el asma. Los enfermos de asma pueden experimentar problemas cuando la pérdida de calor y humedad en los tubos bronquiales provoca que estos se contraigan. Por ello, la natación es el mejor deporte que un asmático puede realizar ya que el agua combate la sequedad producida en los bronquios por la respiración intensa.

 

 

8- Aumenta la confianza

Nadar es un ejercicio que incrementa la autoestima. Así lo aseguran los estudios que posicionan a los jóvenes nadadores por delante de sus compañeros no practicantes, en lo que se refiere a confianza en sí mismos.

 

Estos son algunos de los beneficios que la práctica de la natación produce en nuestra salud. ¿Se te ocurre alguno más? Déjanos un comentario o cuéntanoslo en nuestras redes sociales.

Comparte

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar