Cuida de tu liner

El cuidado del liner de las piscinas elevadas es algo que preocupa a muchos propietarios. Debido a un mal uso o mantenimiento muchos se ven obligados a cambiar prematuramente su liner. Vamos a echarle un ojo a algunos de los factores deteriorantes más comunes y ver qué se puede hacer para evitarlos.

 

 

Manchas en el liner

Muchas de las manchas oscuras que aparecen en la pared y el fondo de la piscina son a causa de las sustancias que segregan algunos microorganismos que habitan tanto en la pared de la piscina como en la tierra alrededor.

 

Estos microorganismos pueden aparecer cuando el agua subterránea de la capa freática sufre cambios en su biología a consecuencia de, por ejemplo, largos periodos de fuertes lluvias.

 

Existen productos que aplicados al liner antes de su instalación pueden proveer cierta protección a la lona, aunque, si se cuida bien, la protección base del liner debería de bastar.

 

Algunos tipos de bacterias y hongos encontrados en la tierra pueden atravesar un liner de vinilo causando manchas a su paso. Los alguicidas tienen poco o ningún efecto sobre las manchas que pueden ocasionar las bacterias, puesto que al habitar en la tierra circundante, no logran alcanzar la raíz del problema.

 

Si una piscina presenta problemas de manchas de bacteria en el liner, la mejor idea sería tratar la tierra sobre la que se asienta con una mezcla de agua y desinfectante. Si no está enterrada, una solución un poco más costosa sería añadir una capa de grava.

 

 

Podredumbre y deterioro

Cuando los plastificantes y estabilizadores con los que ha sido tratado el vinilo desaparecen es cuando nuestro liner comienza a presentar graves problemas de deterioro, decoloración e incluso pudrición.

 

Los factores que deterioran la capa protectora del vinilo son los mismos a los que tiene que hacer frente en su día a día; véase químicos, radiación UV y altas temperaturas, pero en condiciones normales está sobradamente preparado para aguantar varios años la mordida de estos.

 

Se ha descubierto que el uso de limpiadores muy ácidos afecta gravemente al revestimiento del liner. Se recomienda utilizar limpiadores alcalinos o enjuagar muy bien la superficie después de usar el producto, ya que la suma del ácido con los rayos del sol es lo que destruye la integridad de nuestro liner.

 

 

Decoloración

Son muchos los factores que pueden contribuir en la decoloración de nuestro liner por debajo de la línea de agua. Aunque no se trate de un problema grave resulta muy molesto, sobre todo cuando todo el mundo te pregunta por ello.

 

Los culpables de la aparición de este tipo de manchas son casi siempre los productos químicos, muy probablemente el propio cloro cuando se usa de manera excesiva, como a la hora de realizar un choque. Algo inevitable en muchas ocasiones.

 

El cloro, como la lejía, tiene una gran habilidad para absorber color, y siempre entrañará riesgos cuando lo elijamos como desinfectante. Una alternativa al cloro o vigilar que nuestras reservas no pasen mucho más allá de los 3 ppm, es lo único que se puede hacer.

 

A la hora de realizar un choque de cloro debes tener especial cuidado al verter semejante cantidad de producto. Una práctica habitual es disolver el cloro en un cubo de plástico y verterlo rodeando el perímetro de la piscina. Después de la cloración se recomienda mantener el sistema de filtrado de 2 a 3 días seguidos para evitar la decoloración.

 

Recuerda que cubrir la piscina puede afectar también a la capacidad de disipación del producto. Además, no todos los tipos de cloro son apropiados para este tipo de tratamiento, siendo el tricloro el más desaconsejado.

 

Vinilos arrugados

Las arrugas que aparecen en los liners se producen cuando el vinilo cambia de tamaño al absorber agua. Se le suele echar la culpa de este fenómeno a unos excesivos niveles de desinfectante, al uso de complementos químicos acídicos y niveles escasos de pH.

 

Como vemos, hay peligros ante los que tenemos poco que hacer, pero, en materia química, prestar buena atención a la elección de productos y a la forma en que los aplicamos puede hacer que nuestro liner nos acompañe por más tiempo.

Síguenos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar