Detección temprana del cáncer de piel

El cáncer de piel es el más común de todos los cánceres. Pero también es el más fácil de curar si se diagnostica y trata precozmente. Si se le permite crecer el cáncer de piel puede desfigurar el cuerpo humano o incluso llevarlo a la muerte.

 

Ahora que estamos a punto dar por terminada la temporada de piscina y la de los baños de sol, es buen momento para concienciarnos y llevar a cabo las precauciones pertinentes.

 

 

Autoexploración

La Fundación del Cáncer de Piel recomienda a todo el mundo la práctica de una autoexploración exhaustiva de los pies a la cabeza. Con el fin de detectar cualquier posible lesión cancerosa o precancerosa, se recomienda realizarlo una vez al mes, como mínimo.

 

Esta nueva rutina puede desmotivar a muchos, pero no debería de ocupar más de 10 minutos al mes. Una cantidad de tiempo ínfima para el valor que posee. Para no olvidarnos, podemos acompañar esta autoexploración con otras igual de importantes como son la de mama en el caso de las mujeres o la testicular en los hombres.

 

En cualquier caso, se recomienda una primera visita al dermatólogo y un examen de cuerpo completo para asegurar que cualquier mancha, pecas o lunares existentes son normales. Aprovecha la visita, ya que nadie te puede asesorar mejor sobre qué es lo más conveniente para tu caso.

 

 

La regla A-B-C-D-E

A la hora de realizar la exploración rutinaria, deberíamos tener presentes estas siglas en nuestra cabeza. Cada letra se corresponde con un aspecto a comprobar en los diferentes lunares, pecas o manchas.

 

A: Asimetría – A diferencia de los lunares benignos, los malignos suelen presentar asimetría en su forma.

 

B: Bordes – La forma redondeada de las manchas y lunares benignos no presenta bordes bruscos. Los bordes del melanoma pueden ser dentados y cortantes.

 

C: Color – El color de las manchas y lunares benignos suelen ser del mismo tono, mientras que los malignos pueden contener diferentes matices de marrón y negro.

 

D: Diámetro – Un diámetro mayor de 6 mm indica que el lunar puede ser maligno. Comprueba el tamaño de tus lunares conocidos con regularidad.

 

E: Evolución – Vigilar cualquier otro cambio en los lunares.

 

Si alguno de los lunares cumple una de estas características, es motivo suficiente para consultar rápidamente con el dermatólogo.

 

 

Zonas más vulnerables al cáncer de piel

El cáncer de piel puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque esta ni siquiera haya sido expuesta a la luz solar. Es cierto que en el caso de las mujeres se registran más casos de cáncer de piel en las piernas. En los hombres el melanoma suele aparecer en el torso.

 

Vamos a detallar un orden de búsqueda fácil de recordar para cubrir todas las partes del cuerpo y que el examen rutinario sea más eficaz:

 

1 – Cara: Examina toda la cara. Presta especial atención a la nariz, los labios, la boca y las orejas, y comprueba sus partes interiores y exteriores.

 

2 – Cuero cabelludo: Ayúdate de un espejo, un secador, o incluso un familiar si hace falta para examinar al completo la zona capilar.

 

3 – Manos: El dorso, la palma de la mano, entre los dedos, debajo de las uñas… Continúa tu examen por las muñecas hasta llegar a los codos.

 

4 – Brazos: Delante del espejo comprueba, tanto por delante como por detrás, que no haya ninguna anomalía desde los codos hasta las axilas.

 

5 – Torso: Desde el cuello hasta la cintura, como debajo del pecho.

 

6 – Espalda: De espaldas a un espejo de suficiente tamaño, ayúdate con otro de mano para examinar hombros, nuca y espalda.

 

7 – Piernas: Con ayuda del espejo vigila que todo está en orden en la parte baja de tu espalda, así como en las nalgas y la parte frontal y trasera de tus piernas.

 

8 – Zona genital y pies: Siéntate para examinar el área genital y la parte interior de las piernas. Repasa aquellas zonas que no pudiste comprobar de pie. Busca tanto en el empeine como en la planta del pie. Al igual que en las manos, mira entre los dedos y bajo las uñas.

 

 

Detectar cáncer de piel mediante Apps

Con la regla ABCDE y el examen de pies a cabeza debería bastar para estar alerta de la posible aparición del melanoma. Pero apps como la española FotoSkin, sin entrar a valorar su efectividad, pueden ser de gran valor solo por el simple hecho de motivar la realización de la autoexploración con más frecuencia.

 

El uso de este tipo de tecnología puede ayudar también en la misión de concienciar a amigos y familiares. El uso de una aplicación móvil es siempre más atractivo que la demanda de pasar un rato frente al espejo, sobre todo para aquellos más pequeños y despreocupados.

 

Aprender a realizar un examen de piel e incluirlo en nuestra rutina está muy bien, pero no nos exime del cumplimiento de unos hábitos responsables con respecto al verano y el sol.

 

Recuerda utilizar lociones que te protejan de los rayos del sol, así como gafas, sombreros y cualquier otro elemento que pueda ayudarte a prevenir el cáncer de piel.

Comparte

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar