Ducha solar. Todo lo que necesitas saber

La ducha solar es uno de los accesorios indispensables para la piscina de nuestro jardín. Es de vital importancia entrar libres de suciedad y lociones si queremos que el equilibrio químico de nuestra piscina permanezca incólume.

 

Este año estamos orgullosos de engrosar nuestro catálogo de duchas con un nuevo miembro. Esta es la nueva ducha solar de pvc de Gre.

 

Su agua calentita será la única razón por la que querrás salir de la piscina.

 

Te aseguramos que acabarás adorando esta negra columna como si de un menhir bretón se tratara.

 

Tendrás que enroscar la toalla como tú ya sabes para alejar a tus amigos de ella y evitar que agoten el depósito.

 

Algo, por otro lado, no tan sencillo; pues dispone de una capacidad máxima de 35 litros. Y teniendo en cuenta que está diseñada para mezclarla con el agua natural de la toma, debería de haber postre para todos.

 

Pero ojo: aquellos incautos que tras una mañana de sol intenso se planten debajo de la ducha sin intención alguna de regular nada y giren la manija a la posición HOT, de pleno, igual se llevan un disgusto.

 

No es broma. El agua de las duchas solares puede alcanzar hasta los 60ºC en los meses más calurosos del verano. De la misma forma, tocar la estructura de la ducha solar en estos días de calor intenso puede provocar quemaduras.

 

De verdad.

 

Si los extraterrestres, con sus ópticas de altitudes orbitales disparatadas, hayasen semejante monolito en tu jardín, a la mañana siguiente te despertarías con un trinomio de pirámides sobre el césped.

 

Así que para evitar daños o conflictos interplanetarios, en los meses del frío es conveniente guardar la ducha solar bajo techo. Principalmente si nos encontramos en territorios propensos a las heladas.

 

No te supondrá mucho problema. Esta ducha solar se puede dividir en dos partes para que cómodamente la puedas limpiar, secar, y guardar en un sitio seco y apartado de la luz solar.

 

No sin antes vaciar por completo las tuberías y el depósito. No lo olvides.

 

Pero recuerda: lo más importante para una ducha solar es colocarla en un lugar en que la alcancen los rayos del sol. A veces se olvida.

 

Así como el no usarla durante tormentas.

 

Pregúntenle a Robert Smith.

Síguenos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *