Nadar en una piscina pequeña con Pool Athlete

Nadar en una piscina pequeña ya no es imposible. A pesar de que las piscinas de jardín sean, por lo general, obras sin mayor pretensión que el mero disfrute del agua.

 

Aunque siempre hay opciones que apuestan por el desempeño físico, como nuestras nuevas piscinas de madera elevadas.

 

Pero hemos encontrado la solución para aquellos que tienen una piscina de dimensiones modestas y quieran practicar la natación. Sujetate bien las gafas, pues ha llegado el nuevo Pool Athlete de Gre.

 

Nadar en una piscina pequeña

El Pool Athlete es un sencillo mecanismo que te permite nadar sin moverte. Se compone de una barra, una cuerda y un cinturón. Diseñado de tal modo que aguante toda la energía que quieras darle a cada brazada.

 

El Pool Athlete está pensado para satisfacer las necesidades de diferentes tipos de atleta. Muchos se valerán de el para mejorar su técnica, mientras que otros lo verán como un dispositivo inmejorable para elevar las pulsaciones y realizar entrenamientos de tipo HIIT, tan de moda hoy en día.

 

Eso sí, aunque nuestras intenciones nada tengan que ver con la natación, no estaría de más esforzarnos en mejorar un poco la técnica. Aunque la natación sea de los deportes más recomendados, puede ser también causante de un molesto dolor de espalda al nadar.

 

Instalando el Pool Athlete de Gre

El Pool Athlete puede instalarse en diversas superficies, dependiendo de la localización de nuestra piscina.

 

Si próximo a la piscina disponemos de alguna superficie dura de cemento o azulejo, podremos instalar el Pool Athlete con el material que viene dentro del kit.

 

Si, en cambio, preferimos instalarlo en la propia hierba o en la pared de la piscina, Gre puede suministrarte los materiales requeridos para poder fijar el dispositivo en cualquiera de estos sitios.

 

Seguridad ante todo

Debemos tener en cuenta que, tratándose de un dispositivo con cuerda, puede suponer un peligro para los más pequeños. Acuérdate de poner a buen recaudo el cinturón cuando no se vaya a usar y supervisar a los niños si van a usar el Pool Athlete.

 

Así mismo, el Pool Athlete debe entenderse como un dispositivo deportivo, no como un juguete. Por ello, el cinturón deberá ir siempre en la cintura y deberá evitarse cualquier tipo de actividad diferente de la que propone.

 

Estar en forma cada vez es más sencillo. Así como no hace falta disponer de un gimnasio en casa para llevar una vida saludable, tampoco hace falta una piscina olímpica para nadar en nuestro jardín.

Síguenos

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar